martes, 29 de octubre de 2013

SANTUARIO SAN RAMON NONATO

10 – SANTUARIO SAN RAMON NONATO

Cervantes 1150 - Capital Federal
T:E: 4567-8336/8392 – 4566-8543

Reseña Histórica:

                        Alla por 1930 se instala en el barrio una capilla muy original: una carpa. Y se designa Maria Auxiliadora como patrona.
                        Al año siguiente, con gran esfuerzo de la comunidad barrial, se construye una pequeña capilla de maderas y chapas, en el mismo lugar que hoy se encuentra el Santuario.
                        La ciudad estaba creciendo y la capilla era muy pequeña. Por eso, construir un templo que albergara a todos, se hizo una necesidad. Pero no había dinero….
                        Fue entonces cuando las hermanas Rivero ofrecen donar lo necesario para su construcción, solicitando que se lo haga bajo el patrocinio de San Ramón, en honor a su padre fallecido.
                        Asi fue en 1939, se inaugura la Parroquia de San Ramón Nonato.
                        Con los años la devoción por el Santo fue creciendo  y comenzó a recibir la visita y el pedido de protección de muchísimas madres y familias. Hasta que el Llamado del Señor y la presencia de tantos peregrinos, convirtió a este templo en Santuario.
                        El 11 de junio de 1993, el Cardenal Antonio Quarracino, en nombre de la Iglesia, declara oficialmente; “El Templo de San Ramón Nonato es un Santuario, un lugar privilegiado para el encuentro de los hombres con Dios”
                        El primero de septiembre de 1996, Mons. José M. Serra consagra el Templo y el Altar Mayor de este Santuario y colocó la reliquia de Santa Victoria y Mártir. Celebrando la Eucaristía y bendiciendo luego la capilla del Santísimo Sacramento.



Origen de la advocación

                        La historia de San Ramón comenzó un día de febrero del año 1200 en un pueblito catalán.
                        Aquel día, una señora que se hallaba en el noveno mes de embarazo perdió lavida en un accidente.
                        Al día siguiente momentos antes de la sepultura, un noble del lugar llamado Ramón Floch, sintió un impulso superior que lo llevó a tomar un cuchillo de caza y abrir con él el vientre de la difunta. La sorpresa fue enorme, en medio de la muerte, allí estaba el niño aún con vida..
                        Este hecho marcó para siempre la vida de Ramón, y por supuesto, es el mismo hecho que después lo convirtiera en protector de la maternidad.
                        En el año 1221, ingresa al convento de La merced en Barcelona, con el único ideal de imitar a Cristo y es allí donde surge su deseo de morir mártir por Jesucristo.
                        Ya ordenado sacerdote, cumple con el deseo de ir a Africa, para trabajar con los cautivos. Allí cuidó a los enfermos, defendió la vida de los sometidos y predicó con la palabra y el ejemplo. Tan efectiva fue su predicación que lo apalearon, lo encarcelaron y hasta le colocaron un candado en sus labios para hacerlo callar.
                        El Papa Gregorio IX le dio el título de Cardenal de la Iglesia, pero los honores no lo alejaron de sus hermanos mas necesitados, Todo lo contrario, y lo demostró atendiendo a los enfermos de la peste desatada por ese entonces en Cataluña.
                        Su amor a la Virgen lo acompaño durante toda su vida. Fue la madre que no pudo tener, fue su madre del cielo y de la tierra..
                        Y hoy es la Virgen quién lo ayuda a proteger a las madres para que tengan a sus hijos, y a los hijos para que tengan a sus madres.

Fecha de la fiesta:

31 de agosto.
También se celebra la fiesta de San Ramón Nonato el último día del mes.
Misas con bendiciones: 8, 10, 15, 17, y 19.30 hs
Bendiciones: 12 hs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada